home

ROJAS SANTOS, c- DI CARLOSY OTROS S. s/ DAÑOS Y PERJUICIOS

Carátula : ROJAS SANTOS, c- DI CARLOS Y OTROS S. s/ DAÑOS Y PERJUICIOS

Título : Responsabilidad de la autopista

Tema : DAÑOS Y PERJUICIOS

Tribunal : Cámara Civil y Comercial de San Isidro, Sala I

Palabras descriptivas : La concesionaria es responsable por los daños sufridos con motivo o en ocasión de su uso, siempre que la causa del siniestro radique en algo inherente a la ruta misma -mal estado del pavimento, roturas, baches, montículos, etc.-, o en la falta de indicaciones, señalización, iluminación u otros elementos que ordinariamente posibiliten la normal circulación de automotores. La autopista es responsable cuando un hombre pierde sus dos piernas por deber detenerse en una carril de aceleración ya que que por una falla de diseño la autopista no se ajustó a las normas reglamentarias relativa a banquinas, y que esta falla en la construcción contribuyó causalmente al evento dañoso, ya que al tiempo del siniestro no existía una zona de detención vehicular apta y los que utilizaban la ruta concesionada se tenían que detener en un carril de aceleración, no demarcado como banquina. Debe condenarse a la demandada Autopista del Sol S.A. por haber mediado relación de causalidad eficiente entre la falla en la construcción y señalización del ruta concesionada, por no tener esta un lugar adecuado para detención de vehículos en emergencia y el evento dañoso. Durante los próximos 25 años que el actor tiene expectativas de vivir, tendrá una incapacidad laboral total por la pérdida de sus dos miembros inferiores, es decir que para que la indemnización sea reparadora le debe proveer a la víctima lo necesario para su subsistencia o ingresos equivalentes a los que tenía,. La persona que carece de sus dos piernas indiscutiblemente necesita auxilio de un tercero de por vida, por ello a los fines de indemnizar adecuadamente el daño causado se debe preveer poder pagar un auxilio diario al dañado. 5- Dar una indemnización de $ 80.000 cuando existen tales lesiones constituye una infravaloración del daño efectivamente sufrido, lo que en definitiva constituiría una forma de hacer padecer parte de ese daño a la víctimao, como dicen otros autores, de subvencionar los ilícitos. Amen que con estas indemnizaciones insignificantes el sistema de la responsabilidad civil pierde de vista uno de sus objetivos, cual es el de estimular la evitación de los daños; según la teoría del bienestar, una indemnización que no conlleva la idea de la prevención no es justificable, pues resulta menos costoso pagar la indemnización que adoptar las precauciones tendientes a que los daños no se produzcan."

Palabras clave : Responsabilidad autopista falla en el diseño incapacitados Indemnizaciones inhumanidad

Revista PFyS de La Ley

Matrimonio homosexual